Cuando vamos a comer fuera, siempre nos preguntamos cuál será el secreto de los cocineros, para conseguir siempre que la carne esté perfecta. Hoy os contamos, los trucos para conseguir un chuletón en su punto. 

 

Consejos para conseguir un chuletón en su punto

Lo más importante, a la hora de conseguir un txuletón en su punto, es que previamente, hayamos escogido una buena carne con un grosor aceptable. Lo mejor es que sea de unos 4 o 5 cms con un corte perpendicular.

 

De esta manera, nos aseguraremos que el tamaño sea el mismo. También debemos tener en cuenta con qué tipo de carne estamos trabajando, ya que no será lo mismo si es un corte de buey o chuletón de ternera.

 

Chuleton coccion perfecta

  

 

   

También es importante que limpiemos la carne correctamente, retirando con un cuchillo las partes oxidadas que no presenten un color rojo intenso. Una vez hecho esto, debemos calentar la plancha o parrilla con anterioridad. Lo ideal es dejar pasar unos 3 o 4 minutos antes de poner el chuletón.

 

De esta manera, evitamos que se nos pegue comenzando a dorarse desde el primer momento. Si vamos a hacer el chuletón a la parrilla, el fuego debería estar listo al menos 40 minutos antes.

Diferentes tipos de punto de cocción

Y aunque estas son las recomendaciones más básicas, lo cierto es que el punto del chuletón depende mucho de gustos ya que existen diferentes puntos de cocción de la carne. Exactamente, se pueden definir seis tipos distintos:

 

   

  • Muy poco hecha: En este punto, la carne se sella rápido al fuego por fuera dejando la carne de su interior completamente roja. Corresponde, dependiendo del grosor de la carne, aproximadamente tres minutos de cocción. La temperatura debe estar entre los 46 y los 52 grados.
  • Poco hecha: También se trata de un sellado rápido, pero en mayor temperatura. En este caso, el tiempo de cocinado ronda los 6 minutos y la temperatura alcanza los 55 grados.
  • Al punto: La carne se sella por fuera, dejando rojo el cincuenta por ciento del interior con una temperatura de 60 grados. El tiempo para conseguir la carne al punto es de 8 minutos.
  • Punto pasado: Cuando en el interior de la pieza vemos un color rosáceo  en lugar de rojo está al punto y un poco más. La temperatura alcanza los 65 grados y el tiempo de cocinado es de 9 minutos.
  • Hecha: En esta ocasión, la carne se ve ya de color marrón en el interior y el exterior. Para lograrlo, debe estar 11 minutos a una temperatura de hasta 71 grados.
  • Muy hecha: Podemos observar la carne de color grisáceo por fuera y marrón por dentro, con sensación seca. Para lograrlo, necesitamos una temperatura de 71 grados y al menos doce minutos de cocción. 

  

Principales errores

Si hacemos caso a los expertos cocineros, uno de los errores a la hora de sellar un chuletón, es aplastar la carne. Esto es debido a que al hacerlo, permitimos que salgan los jugos y quede mucho menos sabroso e intenso.

 

De igual manera, es importante que la carne esté a temperatura ambiente antes de ponernos a cocinar. Asimismo, tampoco debemos esperar hasta el final para echar la sal. El momento de echar sal al será la primera vez que volteemos la pieza y siempre sal gruesa.

 

  

Y aunque suene raro decirlo, tampoco debemos reutilizar el plato donde previamente tuvimos cruda la pieza. Con todos estos consejos, tan sólo añadir que dejéis descansar un par de minutos la pieza y disfrutéis de un buen chuletón en su punto.