Vamos a enseñaros cómo hacer un plato de carne de ternera delicioso, en este caso se trata del ragout de ternera, también llamado ragú o estofado a la jardinera. El ragú es un plato típicamente italiano, que suele cocinarse con carne, normalmente la parte de la falda de la ternera, para un guiso excelente.

Ingredientes para 4 personas:

 

  • 800 gramos de ternera para guisar (200 gramos por persona aproximadamente)
  • Pimiento verde
  • Zanahoria
  • Media cebolla o una cebolla
  • 3 Dientes de ajo
  • Una hoja de laurel
  • Una cucharada de pimentón dulce
  • Una copa de vino tinto
  • Dos cucharadas de salsa de tomate
  • Harina
  • 1 pastilla de caldo
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

 

Tiempo: 2 horas

 

Dificultad: Media

 

¿Cómo preparar ragout de ternera?

 

Lo primero que debemos hacer para hacer ragout, es preparar correctamente la falda de ternera. Esta parte se obtiene de la zona baja de la costilla, donde ya no hay hueso. Lo que vamos a hacer con la carne es salpimentarla, enharinarla y la vamos a freír en una sartén que esté humeando. Todo de manera muy rápida. Este proceso de enharinar la ternera y freírla antes se hace para dos motivos.

 

Por un lado, para preservar los jugos de la carne, con el fin de que luego esté más jugosa y más sabrosa. Por otro lado, para que luego la salsa coja más cuerpo y no espese demasiado. Por tanto, hay que tener mucho cuidado y moverla a menudo. De lo contrario, lo que puede pasar es que la harina se despoite en la parte de abajo y se queme, estropeando el guiso. Hay que intentar que la carne no tenga mucha harina, la justa para que forme una capa fría y se selle la carne.

Preparar el sofrito a la jardinera

El siguiente paso sería cortar la verdura para el sofrito. Mientras la carne se fríe, cortamos la cebolla, la zanahoria, el ajo y el pimiento verde. Calentamos en una olla un poco de aceite y añadimos toda la verdura a la vez junto con la hoja de laurel (sin añadir el ajo).

 

Cuando la carne esté sellada, la sacamos de la sartén y esperamos unos 10 minutos a que se haga el sofrito de verduras, removiéndolo con una cuchara de vez en cuando. Una vez pasado ese tiempo, añadimos el ajo y el pimentón dulce a la cazuela con las verduras y damos unas vueltas para que no se queme. A continuación, echamos la salsa de tomate (2 cucharadas aproximadamente), sofreímos durante un minuto y añadimos la carne junto con la copa de vino tinto.

 

 Cómo se hace el ragout: Pasos para preparar la salsa

Esperamos a que el vino reduzca a la mitad para que pierda el sabor a alcohol, y una vez reducido, añadimos agua con una pastilla de caldo concentrado o caldo de ternera. Dejamos hervir entre 1 hora y 40 minutos a fuego medio, según el punto de la carne que se quiera conseguir. Tras ese tiempo, se puede echar algún ingrediente para dar color como los guisantes (un puñado), además de acompañarlo con unas patatas cortadas para darle más cuerpo a la salsa y que nos sirva de guarnición, dejándolas reposar en la cazuela durante unos 20 minutos.

 

 

Otra idea para acompañar el ragout de ternera sería con setas o champiñones, dándolo un toque más campero al plato, o incluso de arroz blanco. 

 

 

El resultado es un plato sustancioso y con un sabor excelente que gustará a toda la familia.