Las chuletillas, es una de las partes más sabrosas y fáciles de preparar. Aunque las más frecuentes son las chuletillas de lechazo, las de cochinillo no tienen nada que envidiarle. Además su sabor es delicioso, ya que su carne proviene del cochinillo de Segovia.

 

En Damma, cocinamos las chuletillas usando una receta familiar que se ha ido transmitiendo durante 3 generaciones en la que destaca la calidad artesanal y natural de los productos que utilizamos. Al trabajar con carne que cuenta con el sello de calidad, tenemos garantizado el sabor y la frescura de la materia prima utilizada.   

 

El proceso de adobo se puede hacer de diversas formas, pero nosotros queremos premiar la fidelidad de nuestros clientes y compartir la receta tradicional que se ha ido pasando de padres a hijos. 

Ingredientes: 

 

 

(para el adobo)

 

  • 2 litros de agua 
  • 100 g de sal 
  • 2 cabezas de ajo machacadas 
  • 3 cucharadas de orégano
  • 3 cucharadas de pimentón agridulce

 

(para la salsa)

 

  • 1 cucharada de pimentón 
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1/2 cucharada de vinagre 

Modo de preparación: 

 

Mezclamos todos los componentes del adobado en un recipiente y batimos hasta que quede la mezcla unificada. Untamos las chuletillas de cochinillo con el adobo y lo dejamos reposar en una fuente durante 24 horas en el frigorífico. Una vez pasado ese tiempo, lo sacamos de la nevera y lo escurrimos para quitar el adobo sobrante. 

 

Mientras tanto, hacemos una nueva mezcla con el pimentón, el aceite y vinagre. Untamos ligeramente de salsa, la carne por ambos lados. Finalmente espolvoreamos las chuletillas de cochinillo con orégano. Nuestro plato ya estaría listo para cocinarlo en la sartén o a la brasa. 

Otras formas de cocinar las chuletillas de cochinillo segoviano

 

Aparte de la forma tradicional, existen otras recetas para cocinar este delicioso manjar castellano. A continuación tenéis una alternativa para adobar las chuletillas. 

Ingredientes (4 personas):

 

  • 1,3 kg de chuletillas de cochinillo de Segovia D.O
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

 

Para el adobo:

 

  • 6 dientes de ajo
  • ½ Limón
  • 1 cucharada de pimentón
  • Sal
  • Aceite
  • 1 cucharada de tomillo
  • Perejil picado

 

Nivel de dificultad: Medio

Tiempo de preparación: 30 minutos

 

¿Cómo preparar el adobo de las chuletillas?

 

En esta ocasión, comenzaremos por elaborar la salsa en vez de cocinar la carne. Esto se debe a que una vez que tengamos hecho el adobo, debemos dejarlo reposar en la nevera durante 24 horas.

 

 

Lo primero que debemos hacer es trocear los dientes de ajo, cuando los tengamos lo echamos en el mortero. Añadimos el jugo de medio limón y el aceite, comenzamos a machacar la mezcla.

 

Mientras lo removemos, añadimos el pimentón y las especias elegidas, (nosotros hemos seleccionado tomillo y perejil que da más sabor).

 

Cuando esté todo bien removido, vertemos sobre un cuenco y reservamos.

 

 

Por otro lado, ponemos las chuletillas de cochinillo de Segovia sobre una fuente y las salpimentamos al gusto.

 

 

Después incorporamos la carne en la salsa de adobo y lo dejamos reposar en la nevera durante 24 horas para que coja el color rojizo tan característico.

Chuletillas de cochinillo adobadas a la sartén paso a paso

 

Una vez que han transcurrido 24 horas, sacamos la carne en adobo del frigorífico.

 

Ponemos una sartén con aceite abundante a calentar a fuego alto. Vertemos las chuletillas y las dejamos friendo durante 3 minutos aproximadamente. Pasado ese tiempo, retiramos del fuego y nuestro plato ya estaría listo.