En los últimos años, cada vez es más habitual escuchar, no solo hablar sobre la correcta asociación del maridaje de vinos y comidas, sino también con otras bebidas. Para preparar una comida o cena de maridaje con carne, es importante que conozcamos algunos de los aspectos más importantes que nos permiten combinar correctamente nuestras elecciones. Por eso, vamos a daros algunas de las directrices para hacer una correcta combinación.

 

¿Qué es el maridaje?

 

Conocemos como maridaje dentro del mundo de la gastronomía, a la combinación de comida con la bebida más acorde en función a su sabor. Con esta mezcla, los sabores y texturas provocan sensaciones diferentes que cuando se mezclan con otro tipo de bebida. 

qué es el maridaje

 

Seguramente, en alguna ocasión habéis probado algún producto gourmet o carne que después de beber una copa de vino, ha modificado su sensación en boca, no siempre de forma satisfactoria. Este “fenómeno” se debe a una mala asociación entre los matices de la carne y nuestra bebida. 

 

Principales maridajes de vino con carne

Para elegir qué vino tomar con la carne, debemos fijarnos en la intensidad de su sabor. De lo contrario, podemos tapar el sabor del plato y no disfrutarlo en su totalidad. Por ejemplo, para los platos más sutiles de carne blanca como el pollo, elegiremos vinos rosados. Los embutidos y la charcutería, como el lomo curado de cerdo, deben combinarse con vinos tintos jóvenes. 

 

maridaje vino tinto con carnes

 

Para las carnes rojas o carnes a la brasa, la elección serán los vinos tintos de crianza. El mismo maridaje de vinos tintos con carne roja aplicaremos en el caso de servir carne de caza. Para combinar la carne de cerdo, la elección más acertada será la de un vino suave y joven, salvo que se trate de asados. En este caso, al igual que haríamos con la carne de vaca o buey, optamos por uno con más cuerpo y carácter. Por el contrario, a la hora de servir el mejor vino para la carne de ternera blanca, elegiremos un vino suave.

 

Por último, debemos tener en cuenta que para la carne de cordero lechal, el maridaje se haría con vinos afrutados y suaves, para no perder los matices especiales. Los vinos dulces, aunque puedan ser de preferencia para las personas que no les guste esta bebida, debemos combinarlas en comida salada con foie y patés, o directamente reservarlo para tomar con el postre.

 

Maridaje con cerveza

 

En los últimos años, además del vino, también han surgido corrientes que practican el maridaje con cerveza a la hora de servir sus platos. De esta manera, para el maridaje con cerveza con carne roja de cerdo, se recomienda consumir bebidas con cuerpo. Para el resto de carnes blancas del cerdo, debemos optar por aquellas que sean más suaves y ligeras, como la tipo lager o pilsen. Para el lechazo, también se recomienda que el maridaje se haga con este tipo de bebida.

 

maridaje con cerveza

 

A la hora de acompañar carne con cerveza, también debemos prestar atención a las preparaciones, de forma que cuanto más sazonada esté, más oscura y mayor cuerpo deberá tener. En nuestra tienda online, encontraréis la mejor carne para preparar vuestras recetas y practicar las nociones básicas de este arte de la gastronomía.