La carne a la piedra es una de las recetas más escogidas por los amantes de la carne ya que nos permite disfrutar del suculento sabor de un entrecot o chuletón. Normalmente, pensamos que es una receta muy complicada pero con una receta adecuada y los utensilios necesarios, podemos disfrutar de este suculento plato en casa.

 

¿Qué carne necesitamos?

 

Una de las mayores dudas que nos asaltan a la hora de preparar carne a la piedra, es qué producto escoger. Nuestra recomendación son aquellas que tengan un alto nivel de infiltración de grasa y un sabor intenso. De esta manera, podremos disfrutar de todos sus matices con esta peculiar técnica.

 

Para ello, las mejores opciones con los chuletones de buey, vaca o ternera. Para preparar esta receta, os proponemos usar solomillo de vaca además de estos ingredientes: 

 

  • Filetes del grosor que deseemos
  • Sal en escamas
  • Pimienta molida
  • Un poco de tocino o aceite
  • Un diente de ajo

 

Como es lógico, necesitaremos también una piedra para asar. La carne que escojamos debe estar a temperatura ambiente, por lo que deberemos sacarla de la nevera con al menos dos horas de antelación.

 

¿Cómo calentar la piedra?

 

Lo primero que debemos identificar, es qué tipo de piedra de asar es la que tenemos. Las más habituales son las que vienen sueltas y las que cuentan con asas. Nuestra recomendación es usar estas últimas, ya que su manejo es mucho más sencillo.

 

Al contar con un apoyo para poder sujetarlas, no corremos el riesgo de que se quiebren al caer. Si nuestra piedra no cuenta con ellas, necesitaremos unas pinzas para moverla. Para calentar la piedra, la introduciremos durante unos 30 o 50 minutos en el horno a la máxima temperatura. Si nuestro horno nos lo permite, escogeremos la función de arriba y abajo con ventilador.

 

 la mejor carne a la piedra

 


Si no contamos con un horno, también podemos hacerlo a fuego directo en una chimenea o barbacoa. En este punto, es muy importante que las brasas lleguen a toda la superficie para evitar que aparezcan zonas frías. Respecto al tiempo, dependiendo del tamaño de la piedra y la potencia del fuego, lo dejaremos entre 5 o 15 minutos.

 

 

Lo ideal es que se alcance una temperatura de entre los 250ºC y los 350ºC. Para mantener el calor, usaremos quemadores de alcohol y la engrasaremos. Para solventar todas vuestras dudas, os dejamos este video:

 

Cómo preparar carne a la piedra

 

Es muy importante que no nos olvidemos de engrasar la piedra con tocino o aceite para que la carne no se pegue. Si queremos un toque distinto, podemos utilizar también foie. Una vez hecho esto, picamos el diente de ajo y lo pasaremos por toda la superficie para que se impregne.

 

 

Con la carne a temperatura ambiente, pasaremos a marcar en una parrilla muy caliente durante 2 minutos. No debemos exceder este tiempo ya que la idea es que termine de hacerse en la piedra.

 

preparar carne a la piedra 

Cuando la piedra empiece a humear, cada persona colocará su pedazo de carne.  Dependiendo del punto de la carne que deseemos, lo dejaremos más o menos tiempo y sazonaremos al gusto. A la vez que la carne, también podemos colocar verduras de guarnición.

 

sazonar carne a la piedra

 

Si queremos hacer pescado a la piedra u otro tipo de carne, lo más aconsejable será tener una piedra distinta para que los sabores no se entremezclen. Aunque este plato es bastante fuerte, se puede complementar con entrantes como el carpaccio de ternera.